Neurona y boxeo

A neuron goes boxing to show the effects of sport on the nervous system

¡Mantén las manos arriba!

La Neurona Amarilla sintió deseos de hacer deporte. ¿Habrá causado esta motivación alguna citoquina que produjo el humano sedentario? Bueno, decidió entrenar boxeo, claro evitando recibir golpes. Era difícil mantener los guantes a nivel del rostro.

A medida que entrenaba las sinapsis empezaron a florecer, las interneuronas, especialmente a nivel de ganglios de la base, se renovaron y aumentaron en número. Cuando fue a descansar su casa estaba llena de factores neurotróficos derivado del cerebro y de la glía y factores de crecimiento endotelial.

El gimnasio donde entrenaba, que se localizada cerca del lóbulo temporal medial, recibió una migración de células precursoras neuronales que también querían entrenar.

¡El barrio del hipocampo aumentó su población!

Silvio